Martínez-Cue: “Creo que es necesario crear una nueva generación de asesores del ahorro jubilación, al modo de los IFA-Independent Financial Advisors”

4 Oct 2021 | 0 Comentarios

Hoy, 4 de octubre, se celebra el día de la educación financiera. Por ello, queremos recordar y ampliar la entrevista que le realizamos a Fernando Martínez-Cue, CEO en Martínez-Cue & Asociados, asociado de Loris Retirement, y creador de contenidos para BBVA Mi Jubilación. A continuación, incorporamos nuevas preguntas con sus respectivas respuestas que en la edición del año pasado no figuran:

¿Qué cinco conceptos financieros deberían conocer todos los españoles?

Destacaría 5 relativos a inversión:

Capitalización financiera y la “magia” del interés compuesto: unos pocos euros ahorrados año tras año a lo largo de tu vida e invertidos, hacen muchos más euros cuando te jubiles.

Volatilidad y horizonte temporal de la inversión: si tu objetivo de inversión es a medio o largo plazo, las potenciales o reales caídas de valor en el corto plazo son solo un “catarro” a largo plazo:  tienes capacidad de asumir riesgos durante el viaje para maximizar el resultado al final del mismo.

Binomio rentabilidad-riesgo: cuanto mayor sea la rentabilidad que esperamos obtener al invertir nuestros ahorros, mayor será el riesgo que debemos asumir y viceversa. Cada ahorrador-inversor tiene que decidir el nivel de riesgo que está dispuesto a asumir en busca de rentabilidades mayores.

Diversificación: no pongas los huevos en una misma cesta.

Idoneidad y conveniencia: antes de invertir, debes conocer y entender todo aquello en lo que inviertes, y asegúrate de comprender que está dentro el rango de riesgo que estás dispuesto a asumir.

Y otros dos conceptos relativos a otros fundamentos financieros:

Endeudamiento: no gastes más de lo que tienes (de los que ingresas). Solo pide prestado para hacer las inversiones importantes de tu vida: por ejemplo, adquirir una vivienda o emprender. Hazlo con prudencia, que la cuota del préstamo/s no supere un porcentaje de tus ingresos y que no haya riesgo que llegue a niveles que no puedas afrontar la devolución (por ejemplo, si subiese el Euribor por encima de un umbral).

Sistema francés de amortización de préstamos: ten claro las obligaciones y los riesgos que asumes con tu hipoteca. Lo que pagas y lo que puedes llegar a pagar en cada momento, incluido en el peor de los escenarios.

¿Los medios de comunicación se implican lo suficiente en la educación financiera? ¿Y las empresas?

Los medios escritos se implican, aunque siempre es mejorable.

Por ejemplo, se dan mensajes sobre las dificultades de mantener la sostenibilidad del sistema público de pensiones y la necesidad de ajustes en las prestaciones, ya que los ingresos futuros del sistema no serán suficientes para soportar los gastos del mismo.

Pero es necesario bajarlo al terreno, que cada ciudadano pueda proyectar su caso concreto futuro, como va a afectar a cada ciudadano en concreto. No sirve solo con decir que la sostenibilidad del sistema público de reparto va mal, que hay que ajustarlo para afrontar los retos demográficos y que complementariamente hay que ahorrar más. Es conveniente información más clara.

En mi opinión, la implicación y la calidad de la información es mayor en los medios económicos y los sectoriales, pero el alcance de los mismos es mucho menor, porque son medios nicho.

Respecto a la televisión y radio, echo en falta más programas e iniciativas (y más horas para las existentes) en espacios horarios con audiencia, incluida la cesión gratuita del uso de espacios publicitarios. Especialmente las cadenas públicas, pero también las privadas como parte de su responsabilidad social corporativa.

Respecto a las empresas, destacaría que algunas de las grandes y medianas empresas han dado el primer paso promoviendo la creación de instrumentos de previsión social empresarial y realizando aportaciones a los mismos (casi un 40% de las empresas del IBEX35 tienen implementados planes de pensiones de empleo para su plantilla). La implantación y el día a día en la gestión de esos sistemas, llevan aparejados habitualmente sesiones informativas y de formación, a veces con carácter periódico, impartidas por parte de las entidades gestoras o de consultores, a las comisiones de control de los planes de pensiones y a los trabajadores participantes. En esas sesiones se abordan temas como la fiscalidad, la política de inversiones, las características del instrumento, los derechos de partícipes y beneficiarios, la normativa en materia de previsión social y pensiones, las novedades normativas y otros.

Asimismo, las webs del participe puestas a disposición por las gestoras de los planes, además de información como la evolución de los derechos consolidados del trabajador, las aportaciones, las rentabilidades, etc, (información que ha sido ampliada por la nueva Declaración de Prestaciones de Pensión (DPP) que ha introducido la normativa IORP II), incluyen otros apartados informativos (normativa, funcionamiento, especificaciones, novedades…) y blogs divulgativos.

Pero creo que todo lo anterior no es suficiente.

Las empresas, a través de sus áreas de RRHH y de RSC, deberían impulsar iniciativas de educación financiera y sensibilización en el ahorro, concretadas en acciones específicas como podrían ser, a modo de ejemplo: las píldoras formativas (internas o externas) por temáticas; utilizar la gamificación como complemento en la formación; las rondas de encuentros con expertos; facilitar el acceso a simuladores, apps y tecnología que ayude a la planificación y a la toma de decisiones financieras.

En definitiva, como una parte de la estrategia de retribución no financiera o emocional del empleador, para mejorar la calidad de vida de su gente, y como parte de su estrategia de responsabilidad corporativa y de compromiso con el principal de sus grupos de interés. Por eso, opino que el liderazgo de estas iniciativas ha de ser conjunto por parte las funciones de RRHH y de RSC, como facilitadores, pero trabajando con las distintas áreas de negocio y áreas corporativas.

Hablo de la situación en general, aunque me consta que hay empresas que están desarrollando iniciativas.

La situación en las pequeñas empresas es mucho más dramática. Está todo por hacer y ahí se depende de iniciativas externas: públicas, patronales, cámaras de comercio, sindicatos, mundo académico, industria financiera y aseguradoras…

 

¿Qué debería cambiar en la divulgación de la educación financiera? ¿Debería cambiarse el foco en las iniciativas de fomento de la educación financiera?

Para obtener una mayor concienciación en el ahorro, creo que es conveniente un cambio en el enfoque que se da en el asesoramiento en el ahorro por parte de los distintos proveedores en la cadena de valor, incluidos asesores y consultores.

Se asesora mucho en productos y sus características (fiscalidad, carteras, asset alocation, rendimientos, etc.). Pero, en general, nos centramos poco en el asesoramiento en los pasos previos del proceso en el ahorro, que en mi opinión son los más importantes para tomar la decisión de ahorro, decisión que es previa a la de inversión. Es decir, dedicar tiempo a estos tres pasos antes de hablar de producto:

¿Cuánto he de ahorrar? Teniendo en cuenta:

  • Los ingresos estimados que tendré durante mi jubilación, procedentes de todas las fuentes de ingresos previstas (la pensión pública y todas las fuentes de ahorro actuales- inmobiliario, productos financieros, etc.-, así como otras fuentes de ingresos probables- otras prestaciones, herencias, ingresos procedentes de pequeños negocios…).
  • Mis ingresos objetivo: lo que me gustaría o necesitaré percibir durante mi jubilación, para llevar el nivel de vida que quiero y para afrontar los gastos esperados durante la misma.

En función de los dos puntos anteriores obtendré qué déficit (o exceso) de ingresos estimados tendría durante mi jubilación, teniendo en cuenta mi nivel de ahorro actual, y en base a ese gap, cuál es el ahorro adicional que necesito hacer para cubrirlo.

¿Cómo consigo ahorrar? ¿De dónde saco el dinero para el ahorro con el salario que gano?. Es decir, la gestión de tu economía personal, de tu cuenta de resultados (ingresos y gastos).

Aquí son de gran utilidad las herramientas y automatismos para convertir parte de nuestro consumo en ahorro. Dos ejemplos son el redondeo del importe de nuestras compras (a la siguiente cifra redonda) a través del pago con tarjeta de débito, y las huchas virtuales o cuentas de ahorro asociadas a tu cuenta principal para derivar automáticamente parte de tus ingresos al ahorro.

En el caso del redondeo, el importe redondeado se dirige automáticamente a una cuenta de ahorro asociada o a un plan de pensiones o a un seguro de ahorro. Estas llamadas pensiones por consumo son conocidas como el cuarto pilar del sistema de pensiones, y deberían jugar un papel complementario relevante en el futuro. Especialmente para ayudar a aquellos que piensan que no tienen capacidad de ahorro.

¿Dónde ahorro? ¿Qué tipos de activos, productos de inversión, fondos o carteras son más adecuados? En base a mi edad y al horizonte temporal hasta mi jubilación, pero además en base a otros factores subjetivos (aversión personal al riesgo y al riesgo financiero, aspectos psicológicos, tendencias conductuales, situación personal y familiar, situación laboral…), y añadiendo a la ecuación, junto a los criterios propiamente financieros, los criterios de sostenibilidad (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo).

Creo que es necesario crear una nueva generación de asesores del ahorro, al modo de los IFA-Independent Financial Advisors, en número adecuado,con la formación necesaria, y garantizando su independencia. Su negocio debe ser asesorar, nunca mediar, no deben ganar porque el cliente elija uno u otro producto.

Lograr que esos super advisors del ahorro jubilación puedan ganarse la vida adecuadamente vía honorarios, en unos casos pagados por los empleadores y en otros por los mismos particulares, en nuestro país requerirá medidas, para cambiar tendencias y facilitar la disposición de una parte significativa de la ciudadanía y las empresas a pagarlos.

Fernando Martínez-Cue

Fernando Martínez-Cue

CEO en Martínez-Cue & Asociados. Asociado de Loris Retirement. Creador de contenidos para BBVA Mi Jubilación.

 

Fernando Martínez-Cue es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y Postgrado en Comunidades Europeas, especialidad Económica, por el Instituto de Estudios Europeos de la Universidad de Deusto. Especialista en riesgos personales, pensiones, beneficios y seguros para empleados.

OCOPEN

Organización de Consultores de Pensiones

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso Legal: La información contenida en esta página web es de carácter informativo y no representa asesoramiento de ningún tipo. Si desea contactar con OCOPEN puede hacer a través de la página web o enviando un correo a info@ocopen.org.